lunes, 31 de enero de 2011

El miedo

El otro día vi un trocillo del programa OT en el que se les impartía una clase sobre el miedo. Era un pequeño resumen, pero suficiente para hacerme pensar sobre el tema.

Se decía que un tanto por ciento muy elevado de miedos que tenemos son creados por nuestra propia mente y es verdad. Siempre he tenido muchos miedos e inseguridades pero ,si pienso sobre ellos, casi todos son barreras que me he creado yo misma, sin fundamento. Miedo al ridículo, a ser rechazada, al fracaso... evidentemente, si haces las cosas con miedo (eso si llegas a hacerlo, porque a veces te paraliza de tal forma que no eres capaz ni de dar el paso adelante), no te van a salir bien y es un círculo vicioso del que no sabes salir. Y todo es mental.

En danza lo he comprobado varias veces. Últimamente estamos aprendiendo a hacer muchas vueltas seguidas con cabeza y también a hacer pirouettes (vueltas sobre un pie acabando en equilibrio). Pues bien, al principio no me salían porque ya antes de empezar iba con miedo de caerme, de marearme, convencida de que no lo iba a hacer bien porque era muy difícil. Hasta que mi profe nos dijo que teníamos que hacerlo sin miedo, convencidas, y que si te caes, pues te caes, tampoco pasa nada, te levantas y punto. A partir de entonces empecé a hacerlas bien. Y esto lo puedes llevar a otros miedos.

En el programa decían que para vencer el miedo, primero hay que reconocerlo, de esta manera se atenúa. Y después, hacer una lista de sus consecuencias, a las malas qué puede pasar? y es tan grave como realmente pensamos? Porque a mí me pasa, hago una bola muy grande de algo que tampoco es para tanto...

En fin, que yo quiero luchar contra mis miedos, te atan y no te dejan ser libre, y la vida es muy cortita para angustiarse por cosas evitables, verdad? ;)

Un besito guapos

21 comentarios:

Kassiopea. dijo...

Creo que todos tenemos miedos. Lo que pasa que hay gente que los supera con más facilidad. Además el estado anímico también hace mucho, si estás depre los miedos se multiplican.

AZAHARA dijo...

Kassio, sí, todos tenemos miedos, además son necesarios para ser prudentes. El problema es cuando esos miedos pueden contigo y te inhabilitan para hacer cosas. Si estás depre lo negativo se multiplica por tropecientos...

Cantares dijo...

La imágen que ilustra el post, es encantadora!!

Los niños muy peques no tienen conciencia del miedo. Que pena que
ganamos en madurez y perdemos esa espontaneidad a medida que crecemos.
En general enfrento lo que venga como pueda en ese momento, pero creo que no podría generalizar.
Todos deberíamos intentar enfrentarlos y debemos respetar a quienes no pueden, es muy duro sentirse paralizado frente a una situación, la respuesta creo, está dentro nuestro.
Besotes pequeña catalana:)

AZAHARA dijo...

Cantares, cuando he visto la jirafilla ahí asustada me he enamorado, jeje!
Estoy totalmente de acuerdo en lo que dices sobre que debemos respetar a los que no pueden enfrentarse a sus miedos; quien no lo ha sufrido, no sabe lo mal que se pasa ni la frustración tan grande que se siente con uno mismo.

Shaabia dijo...

Ahora me has hecho pensar a que tengo miedo... jejejejeje... a parte de a las alturas y a los espacios cerrados... mmmmmmm... creo que solo a las personas cuando es de noche... jejejejeje... es un miedo un tanto raro. Espero que superes tu miedos.
Besitossssss

40añera dijo...

El miedo amiga es un mecanismo de defensa del ser vivo, la naturaleza nos lo otorgo para ayudarnos lo malo es que nosotros lo fortalecemos alimentándolo con cuestiones más psicológicas que físicas y nuestra mente refuerza con ellos nuestras inseguridades. No hay que ir por la vida sin miedo, pero si con la valentía, osadía, o como quieras llamarlo para enfrentarte a el.
Interesante tu entrada
Un beso

EriKa dijo...

Todos tenemos miedos, unos más que otros, que nos paralizan y hacen que a veces sea más difícil conseguir lo que queremos.
He leído por ahí que lo mejor para perder el miedo es enfrentarlo,¡que fácil!, a veces es peor tener miedo que sus consecuencias.

Besitos.

Boris dijo...

es verdad, todos los miedos son cosa mental y pocos estan fundados. lo mejor es dejar los miedos a un lado pero no siempre es facil.
a mi de pequeño me mordio un perro y durante años les tuve miedo y no les podia ni ver porque tenia miedo de que me pasara lo mismo otra vez, hasta que poco a poco me fui acercando y comprobe que no pasaba nada asi que ese miedo acabo desterrado.
sin miedos se vive mucho mejor

ARO dijo...

El miedo es un mecanismo de defensa, instinto de conservación. Pero cómo nos gustaría verte dar vueltas sobre ti misma en una de esas clases de danza, venciendo tus miedos.

AZAHARA dijo...

Shaabia, a todas las personas? :S Bueno, supongo que te refieres a ir por la noche por la calle y encontrate gente rara, si es así, estoy contigo, pero eso es un miedo racional tal como está el mundo... yo me refería a otro tipo de miedos. :) Ese miedo es bueno tenerlo porque te mantiene alerta y precavida, hace que des de lado situaciones peligrosas.

40añera, exacto, a eso me refiero, evidentemente que si fuésemos por la vida sin miedo a nada acabaríamos siendo unos inconscientes. Pero hay una serie de miedos que no nos dejan ser lo que somos, esos son los jodidos.

Erika, sí, probablemente es mucho peor la consecuencia de no afrontarlo y todo lo que te pierdes que no el enfrentarte a él.

Boris, hiciste muy bien en plantarle cara a tu fobia. Seguro que fue dificil para ti, pero cuanto más lo dejas más grande parece el problema. La tendencia cuando tienes miedo a una situación es alejarte de ella, y se ha de hacer lo contrario.
Y como tu ejemplo, muchos miedos vienen de malas experiencias, piensas que te volverá a ocurrir aquello y lo evitas.

AZAHARA dijo...

Aro, jeje! Pues no ha sido fácil, eh? Que más de una vez me he dado contra la pared. :D

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Azahara

Es una entrada estupenda. Tienes mucha razón en lo que dices. Los miedos nos atan y nos impiden avanzar porque nos paralizan.

Una pena haberme perdido esa clase sobre el miedo, pero me ha gustado mucho lo que os ha explicado vuestra profe. Seguiré el ejemplo, haré una lista y analizaré las consecuencias.

Miles de gracias por la ayuda.

Besotes, guapa.

RAMPY dijo...

Como bien dices, la mayoría de nuestros miedos son estados mentales, provocados por nuestras percepciones o por lo que nos han inculcado desde pequeñito.
Hay un libro ( bueno, en realidad, hay cientos de libros, sobre el tema, pero no he leído todos ellos) llamado tus zonas erróneas de Wayne W. Dyer, que trata sobre esas falsas percepciones que nos creamos o nos crean..
Me alegro de volverte a leer después de tanto tiempo.
Te mando un beso enorme.
Rampy

AZAHARA dijo...

Mandalas, me alegra que te pueda servir de ayuda. Estas cosas se han de ir reforzando cada cierto tiempo porque se olvidan. :)

Rampy, cuánto tiempo! Es complicado esto de las falsas percepciones, eh? Bueno, realmente es que la mente es muuuuuuy complicada.

$. M. K. dijo...

Es posible que sea el único, pero el título del post me ha llevado a engaño. Te preguntaras porque. Por el hecho de que lo que describes no es miedo sino temor.

Dirás, "pero si es lo mismo!" y yo diré "tararí!" Aunque son sinónimos hay ciertas diferencias.
El miedo es nuestro instinto más primario necesario y de vital importancia para la supervivencia de cualquier especie. El miedo es un recelo que lleva a la precaución y en algunos casos a la cobardía. Por ejemplo se oye un estruendo, nuestro instinto por inercia tratará de protegerse y si es posible huir. Si este estruendo lleva consigo daños que se pueden percibir lo normal es que salgamos del lugar para sobrevivir. Nuestros ancestros homínidos lo hacían cuando venía una amenaza.

El temor sin embargo es un recelo más liviano, no lleva consigo ese instinto de supervivencia. Cuando un avión de repente se descontrola no nos entra temor sino miedo o pánico (termino más acusado del miedo) Temor viene del latin timoris de ahí palabras como timorato que es indeciso y que es a lo que se refería el programa (que no veo) en cuestión.

Pero como ya te comenté al principio, puede que sea cosa mía. Ya sabes que soy muy rarito jejje =P

Un saludo!

AZAHARA dijo...

Gracias por tu apreciación $.M.K., jeje! Aceptamos barco... :) Aunque creo que lo que llamas temor, también puede vivirse tan intensamente como el miedo que se siente en una tormenta, aunque no temas por tu vida y, a la larga, puede ser autodestructivo. La sensación es diferente, eso sí.

S. dijo...

Lo que no te mata te fortalece

ElRinconDelTaradete dijo...

"Y en verdad os digo que un hombre sin esperanza es un hombre sin miedo" Es del cómic Daredevil...

AZAHARA dijo...

S., pozí, o engorda, no?

Taradete, porque si no tienes nada que ganar ni nada que perder, a qué vas a tener miedo? Me gustó la peli, cómics no leo... ;)

Mary Lovecraft dijo...

Todísima la razón, niña, me ha encantado leerte en esta entrada.

Y tanto que es tan subjetivo el miedo (o temor, en otra intensidad dentro de la misma escala) que cada cual lo vive de una manera y lo que para mí es una tontería a tí te paraliza, como bien describes, y viceversa. Lo importante como bien dijiste, es hacerlo consciente, porque sólo gracias a eso podremos llegar a analizarlo y buscarle una solución, sea la que sea, para erradicarlo o cuanto menos evitarlo.

Un beso linda, y enhorabuena por esas dos bellezas de nuevos habitantes en casita ^^ (me dejaste paralizada de sorpresa cuando explicaste que 'algo' se comió a tu anterior pajarito ¿?)

p.d.: ya te más que invité al Vermut, preciosa, cuando gustes o tu intuición te indique, puedes ir pasando a leer ya que desde ahora ya no aparecerán sus actualizaciones en tu listado de blogs, por eso de hacerse privado.
otro beso grande y gracias por estar siempre ahí :D ****:

AZAHARA dijo...

Mary, gracias por la invitación, entraré para seguir leyéndote. Hace un tiempo pensé en hacer algo parecido, pero me pareció que perdería lectores, claro que quien quiere seguirte, te seguirá aunque tenga que teclear más para entrar, digo yo. :)

A mi jilguero se lo comió un ave enorme, que ni siquiera abrió la jaula, metería el pico y lo enganchó. Pobrecico mío.

Un besazo!