viernes, 25 de noviembre de 2011

Soy yogui

Soy yogui, que no Yogi, el oso, jeje!

Este año dejé el pilates y empecé a hacer yoga. Siempre me había llamado la atención, probé una clase gratis y me llenó tanto que no me lo pensé dos veces, además en las clases de danza los estiramientos ya los hacemos con pilates, así que no lo he dejado del todo, pero es que económicamente y por tiempo todo no puede ser.

El yoga físicamente no es tan duro como el pilates, pero es más completo, ya que trabajas el cuerpo y la mente, y era algo que yo necesitaba. Además, la escuela que voy está especializada en ello y lo tratan como algo muy espiritual, no como en un gimnasio, que lo tratan como una simpLe gimnasia, es algo más. Tengo dos profes y transmiten una paz increíble! De hecho, de vez en cuando se van una semana a la India con un maestro yogui a meditar.

Las clases se hacen en una sala muy bonita, decorada con budas y motivos orientales, sólo se ilumina con las lámparas de sal (ver foto, han de ser de sal del Himalaya, que no os engañen!), con incienso, el sonido de una fuente de agua zen… lo que da un ambientillo en penumbras ideal para relajarte.

Puede parecer todo un tanto friki, de hecho el primer día pensé “¿dónde te has metido?”, pero te aporta tanto, te cambia tanto y te da tantas herramientas para afrontar tu día a día desde una perspectiva más positiva, que lo recomiendo a todo el mundo.

Las clases siempre las empiezan con una pequeña reflexión sobre la vida que llevamos, lo deprisa que vamos, de lo poco conscientes que somos, de que cuanto más tenemos menos felices somos, etc. Hablan de algo ya sea banal o no, pero siempre hay una enseñanza detrás que te da qué pensar.

Después, sentados en posición meditativa con las piernas cruzadas, con los ojos cerrados y las manos en plegaria (osea con las palmas juntas), decimos tres veces el mantra “OM”. Sí, el famoso“OOOOOOOOOMMMMMMMMMMMMMMMMMMM”. Yo el primer día flipaba en colores… ya me veis a mí con un ojo cerrado y el otro abierto, pensando “están fatal, ¿yo tengo ahora que decir eso?”, jeje! Pero una ya que lo hace, lo hace bien, así que p’adelante. Además a una disciplina que se dice puede tener hasta 35 siglos de antigüedad y hoy en día continúa, se le debe tener un respeto. Pues bien, ¿sabéis que el efecto es sumamente agradable? Os paso una definición porque yo hasta que no me he metido en esto, me sonaban las palabras, pero exactamente no sabía qué era:

Definición de MANTRA: MAN: mente y TRA: liberar. Un mantra es una vibración sonora que ayuda a liberar nuestra mente de las influencias de las pesadillas y ansiedades que se acumulan en ella. Aparte de sus aspectos vibracionales benéficos, los mantras sirven para enfocar y sosegar la mente. Al concentrarse en la repetición del sonido, todos los demás pensamientos se desvanecen poco a poco hasta que la mente queda clara y tranquila.

Om es uno de los mantras más sagrados en el hinduismo y el budismo. Simboliza el universo entero. Significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual. Su símbolo es el de la foto.


Ahí queda eso, puedes creer o no, pero sólo os digo que ante la duda, lo probéis. La técnica es coger aire profundamente llenando la tripita y expulsarlo mientras dices Om, alargando la “m” hasta que te quedes sin aire. Aunque no le deis sentido espiritual, que no es necesario, te relaja. El hecho de trabajar el yoga con los ojos cerrados es para escucharte a ti mismo. para conectar con tu interior, para sentir mejor lo que tu cuerpo te cuenta sobre cada cosa que haces. Muchos ejercicios los hacemos con los ojos cerrados, todos menos los que se hacen de pie, para no perder el equilibrio y caerse.

Otro día sigo, que me he alargado mucho... y os explicaré como siguen las clases con las posiciones que hacemos y los nombres curiosos que tienen, como "la vaca", "el gato", "saludo al sol", etc.

15 comentarios:

$. M. K. dijo...

No ha oído ese refrán que dice... Ojos que no ven iPhone que vuela. XDD

un saludo!

40añera dijo...

Yo no tengo paciencia, lo he intentado pero mi mente es rebelde e incontrolable pero me gusta mucho y no descarto llegar a encontrar la tranquilidad necesaria
Besotes

Tarambana dijo...

Estas cosas, si te relajan y te resultan agradables son muy recomendables. No es necesario creer en la parte "espiritual", lo que importa es que te guste. Además, al hacer algo de ejercicio físico y estiramientos, también estás haciendo algo saludable.

Yo nunca he hecho yoga, pero conozco a gente que si que lo ha hecho y están muy contentos. Me alegro de que te vaya bien en estas clases. Que pases buen finde!

AZAHARA dijo...

$.M.K., jeje! Cierto, por eso en el metro mejor no meditar... :)

40añera, pues entonces debes seguir intentándolo, porque es muy importante controlar tu mente. De hecho nuestro verdadero YO está detrás de nuestra mente, que nos juega malas pasadas, una vez la apartas aparece el subconsciente y lo que realmente eres. En otro post hablaré sobre esto...

Tarambana, sí, agujetas tienes, eh? Tela las posiciones que haces! Pero, como dice mi profe, el dolor es mental y se puede controlar. Yo he cambiado mucho desde que lo practico, te lo aseguro.

eL aRTe De SeNTiR dijo...

Que interesante!!!
Cuenta más sobre el tema. Yo creo que me resultaría al principio complicado, porque no paro quieto

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Azahara

Estás que no paras :D. Entre hacer la croqueta y el gato, ajajajajaj.

Enhorabuena por sentirte tan bien y encontrar el truquillo al yoga. Todavía no lo he probado, me quedé con el taichi.

Conozco a varias personas que lo practican y está encantadas como tú.

Las lámparas de sal son una gozada. Además de iluminar y crear una atmósfera agradable, limpian el ambiente.

Me ha encantado leerte y ver que sigues activa y muy ocupada a todos los niveles, físico, mental, espiritual :D.

Besotes.

Juan Carlos dijo...

Hace tiempo que me puse a hacer yoga y aunque parece suave el ejercicio acabas en una forma física impresionante, sobre todo si la respiración va acorde con el asana. Y no hablemos de cómo se estira el cuerpo.
Salu2

Cantares dijo...

Que bueno chiquita!
Quizá algún día me anime:)
Besossssssssssss

Jordi dijo...

Entonces, ¿A partir de ahora no nos vas a gruñir? Ommmmmmmmm !!!!

Tarambana dijo...

Ya habilité los comentarios tanto como pude, espero que ahora todo funcione correctamente (aunque no sé por qué antes no lo hacía). Que tengas buen domingo!

AZAHARA dijo...

Arte de sentir, ya os iré contando, porque este mundillo da para mucho. Quería contaros en este post como era una clase entera y me he quedado en el principio!

Maria Eugenia, el taichi también me gustaría probarlo... Jo, es que hay tantas cosas que me gustaría probar y no puedo abarcarlo todo, qué rabia, jeje!
La verdad es que ahora me siento bastante bien, estoy encontrando un equilibrio que hace tiempo que buscaba. :)
Tengo una lámpara de sal en casa y son muy agradables.

Juan Carlos, no lo sabía! Muy bien! Hay posturas que agotan, eh? A mí la respiración me cuesta bastante porque es muy diferente a la de pilates.

Cantares, te iría genial.

Jordi, mmmmmm, lo intentaré, pero creo que contigo me costará muuuuucho... gggrrrrooooooooooooooommmmmmmmmmmmmmmm

Tarambana, gracias! No sabía cómo avisarte! Luego me paso a ver si puedo.

Un beso a todos!

Kassiopea. dijo...

Yo creo que no podría ir a Yoga. Estaría con un ojo abierto y me descojonaría. Me acabarían echando.

AZAHARA dijo...

Tú siempre tienes alguna excusa para no hacer ejercicio...

Boris dijo...

siempre me ha llamado la atención el Yoga aunque visto desde lejos, de momento nunca me he animado aunque puede que algún día de el primer paso y pruebe

Lakacerola dijo...

A mi me estresa eso que cuentas niña.. yo tengo que dar la vara, sino me reconcomoooooo....