jueves, 15 de marzo de 2012

El deporte y yo

Hace unos días, viendo un vídeo que colgó una amiga en el Facebook de un partido de Volleyball, recordé mi etapa como jugadora y me di cuenta de que el deporte siempre ha estado presente en mi vida.

Por cierto, hablando del Facebook hago un inciso, resolví el tema que os conté de mi jefa, descubrí como bloquearla, sigo siendo su amiga, pero sólo puede acceder a mi portada y a alguna información, problema solucionado, ale. Es más, hice una limpieza que me sentó de maravilla, me cargué a unos 50 y pico "amigos" y tengo pendiente hacer otra ronda. ¿Por qué tengo tener a gente que sé que nunca les he caído bien, que me agregaron por cotilleo puro y duro? ¿O personas con las que no tengo a penas contacto y ni me vienen ni me van? ¿O por compromiso? Nada, a hacer puñetas.

Bueno, retomo el tema. Desde que tengo uso de razón, he hecho deporte. De chicuela era una bolita y el médico les dijo a mis padres que me apuntaran a algo. Mi padre quería apuntarme a karate y mi madre a gimnasia rítmica. Ganó la gimnasia, pero creo que me hubiese ido mejor hacer karate porque en el cole había un niño que me mordía y era taaaaan tonta que no me defendía y salía siempre con el mordisco marcado en el moflete. Era lo malo de ser una bolita con mofletes apetitosos y sentarse al lado de un niño con más hambre que el perro del herrero, que se comía las chispas por comer algo caliente...

Pero la gimnasia rítmica por muy bonita que fuese, nunca llegó a ser lo mío, más que nada por mi falta de elasticidad. Recuerdo cuando nos ponían tendidas en el suelo con las piernas abiertas hacia arriba y la profe pasaba una por una y las empujaba hacia abajo, sin piedad, con cara de asesina, dolía un montón y yo no veía mejora alguna, la verdad, jamás podría hacer un spagat frontal a lo Van Damme, que soy corta de tendones! Yo creo que del miedo que tenía, me ponía tan tensa... que aquello no cedía... Ahora con el yoga he aprendido que relajada y a través de la respiración, se consigue muchas más elasticidad, y en ello estoy. :)

Por otra parte, practicando este deporte algo gané, como una buena postura, que creo que sigo manteniendo, andaba como si me hubiese tragado una escoba, jeje! Gané coordinación, equilibrio y me adelgacé, dejé de ser una bolita. Había momentos duros, pero también otros que recuerdo con cariño.

Los ejercicios que presentábamos en los festivales eran muy bonitos, recuerdo la música... preciosa! Los grandes éxitos de Luis Cobos! Mi madre lloraba siempre, aisssshhh. Daba igual que su niña le diera sin querer una patada a la pelota y tuviese que ir a mitad de actuación corriendo a buscarla... para ella lo hacía genial, amor de madre...

Cada elemento tenía lo suyo, eh? Si se te caía la pelota, estabas perdida, no sabéis lo que llegan a botar las pelotas de rítmica! Son muy bonitas, tan brillantes, sí, pero unas sinvergüenzas de cuidado! Luego estaban las mazas, aquello sí que era peligroso... una caída de maza en el pie podía representar ver estrellitas durante toda la tarde, lo que pesaba eso! Pero peor era cuando al girarlas te daban en la cara o en la cabeza! La cinta es el elemento más visual, cuando todo salía bien era un verdadero gustazo, pero pobre de ti si se te hacía un nudo (algo bastante habitual), ya no se te deshacía en toda la canción. A mí el que me gustaba era el aro, me sentía más cómoda, y eso que parece el más aparatoso, eh?

En fin, que en contra de lo que deseaba mi madre, lo dejé porque me sentía muy frustrada. Que no, que no era lo mío... pero si las gimnastas rítmicas han de ser de goma! Eso sí, me sigue encantando verlas por la TV, es uno de los deportes más estéticos, da gusto ver lo que hacen. Pero yo... me apunté a natación.

Y empecé el post queriendo hablar de mi época de volley y casi que lo dejo para otro capítulo, jeje!

Y vosotros? Qué deportes habéis practicado?

13 comentarios:

Jordi dijo...

Pues yo en mis tiempos mozos iba pa Urdangarín.

Cantares dijo...

Lo mío era el yachting (navegar a vela) lo practiqué por años, pasé situaciones muy riesgosas, tormentas horrendas pero no cambio esas experiencias por nada.
Me encantó leer este post, es precioso!
Me permite conocer otro "pedacito de ti"
Me alegro que te sacaras de encima esos plomos :)
Besos

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Azahara

¿Deporte, qué es eso? Con decirte que suspendía gimnasia y tenía que recuperar en septiembre y eso que siempre iba a clase.

De mayor, jajaajaj, descubrí el taichi y me hice fan total. Me encanta, pero por temas laborales no puedo ir a clase. No hay clases cuando estoy libre, ajajajajaj.

Me gusta la natación y pasear.

Lo de la gimnasia rítmica tiene que ser durísimo. Eso si, verlo es precioso pero se nota que hay una disciplina férrea detrás. Ya tenías mérito :D.

Besotes.

El chache dijo...

Yo hacia mucho deporte... y ahora solo hago sillon ball y levantamiento de vidrio en barra fija.
El deporte es bueno y sanote... pero me da un perezón...
Un saludete

AZAHARA dijo...

Jordi, balonmano? príncipe azul? o sinvergüenza? jejeje!

Cantares, nenaaaa, navegabas a vela? oooh, qué chulo! Ya me imagino que tendrías experiencias inolvidables... Me alegra que te haya gustado el post. Y sí, me adelgacé, pero los mofletes aun no los he perdido, jeje! pero bueno... ahora nadie me los muerde. :)

Maria Eugenia, el taichi está genial, no es muy muy activo, pero más vale eso que nada, no? Natación también he hecho mucha, se me daba bien y disfrutaba, la verdad. En cambio correr no puedo... me agoto enseguida!

Chache... jejeje! El deporte da pereza hasta que coges la rutina, luego lo echas en falta un montón. Creo que la única temporada que no he hecho nada fue cuando estuve haciendo prácticas de enfermería, que no tenía tiempo de ná, y me sentía acartonada y pesada.

$. M. K. dijo...

Yo hago mucho deporte!!! El circuito desde mi cuarto a la nevera es asaz agotador, luego con un bollo recupero el aliento XDD

Un saludo!

AZAHARA dijo...

Madre mía... cómo están estos cuerpos blogueros!!! Os voy a poner firmes como en el ejército! pero esto qué es??? jajaja! Espero que por lo menos de tu cuarto a la nevera haya un pasillo larguísimo y vayas haciendo flexiones... ;)

$. M. K. dijo...

Que va! Solo hay unos pocos metros, en dos zancadas llego. XDD

Tarambana dijo...

Pobrecilla, conviviendo en el cole con un niño caníval :D

Lo que hacen las gimnastas es alucinante, pero es uno de esos deportes que nunca entiendo como hay gente que quiera practicarlo. Por dos motivos: require muchísimo esfuerzo (mucho más que casi cualquier otro deporte) y los resultados no son objetivos, dependen del gusto de unos tipejos que hacen de jueces (es decir, cuando un velocista gana una carrera es porque llegó el primero a la meta, no hay nada que discutir; pero una gimnasta puede ser absolutamente sublime y sin embargo quedar segunda porque así lo decidieron los jueces: tanto trabajo para que luego un tío te quite unas decimas por no sonreir o porque la música no le gustaba mucho).

No soy muy deportista, pero me he acordado de algún partido de futbol cuando estaba en el instituto. Recuerdo pasarme entorno a dos horas jugando y pasándolo en grande: al final entre las risas y el cansancio apenas podía mantenerme en pie. :D

Kassiopea. dijo...

¿Deporte? Uf! Me canso sólo de pensarlo...

Yo de pequeña me libré porque a parte de ser también como una albóndiga era muuuuy torpe, pero mucho. Y suspendía gimnasia y en 4º de EGB la profa que ya veía venir que tendría problemas con la gimnasia le dijo a mi madre que me apuntara a un gimnasio, a ver si me volvía un poco más ágil. Pero qué va, a parte de torpe me daba miedo hacer volteretas y esas cosas, y no me salía nada.

(No me imagino yo a mi Jordi haciendo deporte, si es más vago que yo, que ya es decir jijijiji)

eL aRTe De SeNTiR dijo...

Yo he echo mucho también, natación (le tenía pánico), futbol (me daba miedo darle con la cabeza Baloncesto ( no era muy alto, hasta que luego año más tarde di el estirón) balonmano (eso de dar tres pasos y saltar no era lo mío), atletismo, ping pong, tenis, squash... Lo mejor de todo es que de todo tengo algún trofeo o medalla jajaja.

Boris dijo...

Muy bonito este post y conocer esta parte tuya deportiva.

Yo nunca he estado apuntado a nada, todo el deporte que he hecho ha sido por mi cuenta. Tuve mi etapa que andaba mucho en bici, luego hubo unos años que se convirtió en costumbre jugar una pachanga los Sabados por la mañana pero lo deje por el riesgo de las lesiones y ahora lo único que hago de vez en cuando es un poco de baloncesto pero de una manera muy light

AZAHARA dijo...

$.M.K., pues no vale! ;)

Tarambana, tienes razón, depender de un jurado no es siempre lo más justo. En este tipo de deportes se ven a veces unas injusticias que dan una rabia... porque sabes el trabajo que hay detrás. Pero también es verdad que no se puede hacer de otra manera.
A mí el fútbol me gusta mucho para verlo, pero para jugarlo no. Me da miedo la pelota y más bien huyo de ella, jeje!

Kassio, eras una albóndiga? jeje, me ha hecho mucha gracia! A mí la gimnasia del cole tampoco se me daba muy bien, sobre todo cuando había que correr, hacer saltos, potro y todo eso, lo pasaba fatal. En cambio el último trimestre hacíamos baile y ahí subía la media porque siempre sacaba excelente. :)

Leinad, entonces no serías tan malo, las medallas lo conmfirman! Yotambién he tocado varios palos, ya os contaré, y de cada cosa te llevas algo bueno.

Boris, me alegra que te guste el post. Yo de bici, como sabéis, nada de nada porque no sé. Y con el baloncesto me pasa un poco como con el fútbol, me gusta verlo, pero jugando soy muy mala. Tirar a la canasta sí, pero me quita la pelota cualquiera... un desastre! De deportes con pelota, me quedo con el volley, que era hasta buena y todo, fíjate!