jueves, 6 de octubre de 2011

Mercado medieval

Me encantan los mercados medievales que de vez en cuando ponen en los pueblos. No lo puedo evitar. Y este fin de semana colocaron uno en frente de casa de mis padres, así que aproveché para ir.

Me gusta ver el ambientillo, los juegos infantiles de antaño, los puestos de artesanías, si hay suerte igual ves alguna actuación de danza del vientre, la música en directo de grupos que tocan música medieval… Todo te transporta como a otra época, verdad?

Luego están las tentaciones en las que caigo sí o sí. Son las siguientes:

1. Los puestos de velas, inciensos, brujitas, entre otras cosas. Me llevo algo seguro.

2. Los puestos de cocas… a cual más buena… y el problema es ¿qué me llevo, de chocolate, de azúcar, de mantequilla? Ante la duda… un poco de cada, no vamos a menospreciar a ninguna, claaaaaro.

3. Los puestos de embutidos varios. Evidentemente, pasas por al lado y te viene ese aromilla que inunda todo tu ser… y te ves obligada a comprar aunque sea un fuet de Vic o una secallona, algo chiquitillo para no castigar mucho la conciencia.

4. Pero donde no hay conciencia es en el punto número 4, los puestos de dulces artesanales… Aquí reconozco que pierdo el norte… Por una parte están los superregalices, enormes! La foto de al lado es una muestra de lo que me compré, para que lo veáis a escala, jeje! Bueno de esos me compré un par, uno relleno y otro normal (por la cosa otra vez de no menospreciar).

Pero lo que más me gusta son las gominolas de frutas artesanales. Son una auténtica delicia!! Y cada vez que voy a un mercado medieval, cargo con bastantes, ya que no las venden en otros sitios. Os pongo otra fotillo, aquí ya faltaban unas cuantas, lo reconozco:


Tienen buena pinta, eh? Los caramelos envueltos en papel también están riquísimos, son blanditos, más que los sugus, de esos caramelos que se te pegan en las muelas tan agradablemente y luego estás tres horas moviendo la lengua en la boca como un camello para despegártelos, sí, jeje!

Pues me vine cargadita como veis, y ahora tengo un empacho..... ;)

20 comentarios:

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Azahara

Jajajajaa, ¿eso es un regaliz? Lo han hecho tamaño gigante. Nunca había visto esos regalices, tienen que estar riquísimos, como las gominolas que están en la foto.

En esta zona, en los mercados medievales no venden lo mismo, son más sosos. Me parece que habrá que coger la escoba voladora y hacer un viajecito para disfrutar de todo lo que has contado.

Besotes.

Niniel dijo...

Pero ¿y lo a gusto que te lo comes? A mi tambien me encantan los dulces.

Hace un par de semanas hicieron una feria multisectorial en mi localidad. Yo estaba en un stand y en el de al lado habia otro enorme de chuches artesanales provinientes de Italia. No pude resistirme...

Un besote enorme, guapetona.

Kassiopea. dijo...

Y en la edad media comían gominolas? jajajajaja. En serio, qué hambre me ha entrado... niña, que es la hora de cenar!!!

AZAHARA dijo...

Mandalas, síii, es un regaliz gigante, de los rojos, porque a mí el regaliz negro no me sienta bien. Aquí depende, hay algunos mercados que están genial y otros son más normalitos.

Niniel, hola guapa! Pues ya somos dos, mi perdición es mi perdición...

Kassio, ahora me has creado una duda existencial muuu grande, jajaja!

Jordi dijo...

Pues mira en mi pueblo este finde hay uno. Todo tuyo que yo tengo otros menesteres jijijiji

Lakacerola dijo...

Me encantan, en la fiesta de Cartagineses y Romanos este año tambien pusieron un mercado medieval, más grande que otros años, y tb ví las regalices de a metro.

Cantares dijo...

Que gracia tenés para relatar las cosas.
Los dulces mucho no me tientan, ando consumiendo miel y me tiene asqueada, las gominolas sí me gustan, si estuviera cerca me perdería en el puesto de embutidos hmmm ñamñamñam jaja
Besotes grandes y dulces

ARO dijo...

Una entrada muy dulce. ¿El superregaliz es eso rosa que cuelga o quien lo sostiene?

AZAHARA dijo...

Jordi, ya lo sé ya... que lo paséis muy bien! :) "Love is in the air.... la la la lalalalaaa".

Lakacerola, es que ahora como que se llevan no? En mi barrio nunca lo había hecho y llevan dos años que sí.

Cantares, cada uno tiene su debilidad, no? A mí me gusta mucho el dulce, pero la miel y la nata no. :)

Aro, de lo que se come se cría no? jejeje!

$. M. K. dijo...

Aquí todos los años en el Castillo Sohail se celebra un mercado medieval, nunca he ido fijate =P

Además, paso de dulces, quiero conservar lo que me queda de dentadura. Espero que te quede alguno después de ese superregaliz XDD

Un saludo!

AZAHARA dijo...

Lo primero que hago después de comer es lavarme los dientes y hacerme enjuagues con Listerine. :) Eso sí, a veces justo después de lavármelos me he comido otro... soy débil... Así que otra vez a lavarme los dientes, jeje!

40añera dijo...

Entonces eres de las mías las gominas me pierden soy incapaz de pasar de largo y en estos mercados son una autentica pasada !que ricas por Dios¡
Un besote

Javi Flowers dijo...

Tranquila que eso con pilates se quema XD

Chayo dijo...

A mí también me encantan los mercadillos medievales!!!!!

Sobre todo me gustan los puestos de pan: de centeno, hogazas, bollos preñaos ( con un chorizo dentroooo), pan de verdad!!

Y en el último que estuve encontré una chica con ropa hippie que tenía cholis!!!!! ;)

Muaaa!!!!!!

Tarambana dijo...

A mi también me gustan estos mercados medievales. Suelen muy entretenidos y suelen tener cosas curiosas o simpáticas. Y las comidas son muy apetecibles (esas gominolas artesanales tienen muy buena pinta). También el pan artesano, y la miel y mermeladas que tienen a veces suelen ser buenos.

AZAHARA dijo...

40añera, jeje! Sip, es imposible no caer en la tentación... encima son tan bonitas, de colores... aish...

Javi, he dejado el pilates... :( Pero tengo la suerte de quemar todo el azúcar que me meto, no sé bien bien cómo, pero no tengo tendencia a engordarme, supongo que por eso no gasto cuidado con estas cosas, pero debería, porque no todo es lo que se ve...

Chayo, lo de los huevos preñaos lo probé en Asturias y es una delicia!

Tarambana, una vez compré mermelada pero no me acabó de gustar, la encontré muy fuerte de sabor, pero a mis padres les encantó.

Gracias por vuestros comentarios!

Boris dijo...

a mi también me gustan mucho los mercadillos mediavales, en Avilés lo hacen durante las fiestas y siempre suelo pasarme, lo de comprar pues depende de como me de pero es verdad que siempre hay cosas muy ricas

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Azahara

Ayer me acordé de ti y de las gominolas. Fui a una tienda que venden chuches y hay de todo, menos las que mostraste en la foto.

Compré regaliz pero es diminuto al lado del tuyo.

Besotes.

AZAHARA dijo...

Boris, pues yo compro seguro. :D

Mandalas, qué gracia, jeje! me hace ilusión que os acordéis de mí, Cantares se acuerda cada vez que ve una rana, jeje!

EriKa dijo...

Yo no soy mucho de chuches, el problema es pasar por el lado de esos puestos con mis hijos... a ellos si que no hay quien los despegue de allí.

Besitos.