viernes, 29 de junio de 2012

Soy funcionaria, y?

Hoy estoy cansada y cabreada:

1. Los empleados públicos no somos señores y señoras amargados, con cara de limón detrás de un mostrador. También hay enfermeras/os, médicos, bomberos, policías, maestros, etc.

2. Los empleados públicos no hacemos siempre lo que nos da la gana, estamos siempre de baja o tomando café. Siempre hay el que incumple su deber, como en todas partes, pero no se ha de meter a todos en este grupo. También los hay que curran y ponen su alma en el trabajo.

3. La mayoría de empleados públicos no tenemos un sueldazo.

4. Muchos tenemos un buen horario, tenemos bastantes días de asuntos propios, tenemos trabajo seguro… ahora ya no tanto. Es un privilegio sí, por lo que mucha gente nos tiene tirria. Pero para llegar aquí nos hemos tenido que chupar ser interinos sin nada seguro durante un porrón de años, pasar por unas oposiciones, o por dos o por tres, hasta que al final nos han dado una plaza, muchos cambiando constantemente de lugar de trabajo, teniendo que volver a empezar en puestos que nada tenían que ver con los anteriores…

Conozco interinos que se han presentado hasta 4 años a oposiciones, nos las han ganado y ahora han ido a la calle. Tengo una amiga que a la tercera vez se las sacó, pero se le cayó hasta el pelo de lo mal que lo pasó. Tengo amigos que se han pasado años usando su mes de vacaciones para estudiar, que por las tardes han ido a academias para prepararse, que no han ido de vacaciones para estar en la biblioteca día tras día.

Y todo esto va porque ahora nos están dando por todos lados y ni siquiera te puedes quejar, porque siempre hay algún listillo que te suelta “va, venga, va, ya era hora que a los funcionarios se os acabara el chollo” u otras lindezas. Y si tanto les gustan nuestros privilegios, ¿por qué no habéis ni intentado entrar? ¿Por qué no habéis opositado? ¿Por qué era un palo, no? Pero los vagos somos nosotros, claro.

Ea, ya me he desahogado.

17 comentarios:

Tarambana dijo...

Pues eso. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Este asunto lo tengo hablado muchas veces y es algo que me enerva.

Además, parece que la mayor preocupación de la gente que no tiene un trabajo fijo no es encontrar un trabajo mejor o que se mejoren los derechos de los trabajadores, la prioridad es fastidiar al que sí que tiene trabajo estable.

Y otra cosa que me jode muchísimo es esa gente que dice "sobran empleados públicos a patadas" (esta frase la leí hace poco en internet). A esos hay que preguntarles qué empleados públicos concretos son esos que sobran. ¿El médico que le atiende? ¿el tipo que tramita su pensión de jubilación? ¿el profesor que enseña a sus hijos? ¿el empleado que recoge sus basuras?...

AZAHARA dijo...

Plas plas plas (aplausos)

De acuerdísimo contigo, Tarambana. El problema es que hoy en día se quiere todo y sin esfuerzo.

Lamentablemente por unos cuantos, pagamos todos. Lo que se tendría que hacer es que a los que no cumplen se les pudiera echar, que casualmente no son los pobres contratados interinos que están yendo a la calle ahora. No me parece justo que un cara ocupe un puesto, cuando hay gente trabajadora y responsable en paro y deseando currar.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Azahara

La gente está perdida y a veces dice tonterías. Es cierto lo que comentas, se nos olvida que hay mucha clase de funcionarios, honrados, trabajadores; igual que en los demás sitios.

Creo que es cuestión de personas. hay vagos, listo, emprendedores en todos los lados.

Besotes.

Speedygirl dijo...

Pues yo creo que se mezclan aquí dos cosas:

-La envidia, que es muy mala, y que hace que mucha gente se queje de los "privilegios" (bien merecidos tras duras oposiciones) de los funcionarios, SÓLO porque ellos (los que se quejan) no los tienen.

-Que la administración pública española está FATAL montada y permite que unos pocos caraduras (que entre los funcionarios existen como en todas partes) abusen mucho y claro, la gente se indigna. Yo soy de las que cree que no vendría mal un sistema mucho más eficiente y más control en la administración (y en los políticos y en las instituciones...)para acabar con los caraduras. Pero eso no es cosa de los trabajadores, sino de los jefes.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Sí, soy conocedora de esta situación. Algunos cabecillas vivien bien pero es como en todas partes hay de todo. Y a los de abajo nos toca aguantar... aunque yo sigo adorando mi trabajo y dando cada día gracias por mi plazo. Luché para conseguirla y quizás por ese esfuerza ahora aún la valoro y la quiero más. Pero, es cierto, hay profesionales implicados y comprometidos y no debería de arrancárseles la motivación y el salario como medio de vida

Lakacerola dijo...

Totalmente de acuerdo, en este país funciona lo de que "si yo no tengo trabajo fijo, te jodes y tu tampoco" en vez de pelear porque todos, funcionarios y no funcionarios tengamos trabajo estable.

AZAHARA dijo...

Maria Eugenia, exacto, es cuestión de personas. Es que estos comentarios los vivo a menudo y que tus propios amigos o familiares te los digan da mucha rabia.

Speedygirl, claro, es que es el sistema lo que no funciona. Si una persona se escaquea cada dos por tres, se le ha de sancionar hasta que aprenda.
En mi trabajo hay alguna persona que jamás ficha las horas que debe, es muy fácil de comprobar, pues no se hace nada, y como no se hace nada estas personas no cambian. Todo el mundo sabe quienes son y gracias a ellas tenemos la fama.

MªJesús, bienvenida! Yo también cada día valoro más mi plaza, y eso que yo he tenido relativamente suerte, porque me quedé en el mismo sitio donde llegué, aunque a los 5 meses me echaron porque sólo cubría una baja, luego tuve la suerte de que gusté y me volvieron a llamar de interina para el mismo departamento cuando la plaza quedó vacante. Al cabo de 6 años la gané.

Pero no me quejo de la bajada de sueldo, porque la entiendo en cierto modo, me quejo de que estén aprovechando para quitarnos derechos adquiridos como los días de asuntos propios, o que a partir de septiembre tenga que hacer más horas a la semana. Teníamos muchos días, es verdad, para cogernos Navidad, semana santa... pero es que en mi sector en estas épocas ni hay trabajo ni hay no Dios, además de que nos daban esos días a cuenta de no subirnos el sueldo, y ahora ni una cosa ni otra.

Lakacerola, pues sí, es triste, pero es así.

Cantares dijo...

Es muy injusto meter a todos en la misma bolsa
Que hay de todo, en cualquier trabajo, no es la tarea que realices la que te define
Es tu manera de ser la que define que hacés con esa tarea
¡Arriba el ánimo!
Medio mundo anda con trompa y no les faltan razones
Besos

Kassiopea. dijo...

Pues los de la cara de limón existen, que yo los he visto.

A quien habría que recortar es a los de arriba, que son los que nos han metido en la crisis y siguen robando y llevándose unos sueldos de escándalo.

$. M. K. dijo...

Es posible que haya gente maja que coloree mandalas, haga yoga, baile danzas orientales con una espada y le guste MJ. Pero he tenido la mala fortuna de toparme con alguno que otro que o bien desconocia sus funciones o que el trato al publico era deficiente tirando en algunos casos a grosero.

A mi me da igual si alguien es funcionario o no. Lo que me da coraje es la incomptencia y/o desidia que muestran algunos. Es cierto que el sistema que hay en este pais deja bastante que desear pero eso no es excusa para tratar al usuario con altivez y/o apatía. Sea cual sea el oficio.
Hay un proverbio chino que dice que persona que no sonrie no abre tienda.

AZAHARA dijo...

Cantares, generalizar es injusto siempre y se hace con demasiada facilidad... me ha hecho gracia la expresión de la trompa. :)

Kassio, y tanto que existen... yo también los he sufrido! El problema es que son personas que están de cara el público cuando no valen para eso. Para estar detrás de un mostrador has de tener paciencia de santo y gustarte el trato con la gente.

$.M.K., yo también pierdo la paciencia, eh? jeje! No estoy mucho de cara al público en mi trabajo, trato con algunos alumnos, comerciales y visitas, pero me gusta hacerlo y no me cuesta ser agradable. De hecho siempre he creído que ir con una sonrisa por delante siempre abre puertas.

Pero gente borde te la encuentras en comercios y en muchos sitios... lo que pasa es que en el sector privado tienen el peligro de verse en la calle y en el público no, así que las personas así van a peor con el tiempo.

Es algo que me da mucha rabia. Si no te gustan los niños, no te hagas profe, si no disfrutas ayudando a los demás, no te hagas enfermera ni médico, si no te gusta tratar con la gente, no te hagas dependiente, si no te gusta estar sentado delante de un ordenador todo el día, no te hagas administrativo... Si las personas siguieran más su vocación, todo iría mucho mejor, no crees?
A mí no se me da bien hablar en público, me muero de la angustia, así que jamás me buscaría un trabajo donde tuviese que hacerlo. Estaría amargada!

Juan Carlos dijo...

Muy bien dicho, Azahara.
Salu2

AZAHARA dijo...

Saludos, Juan Carlos

Boris dijo...

Entiendo que te quisieras desahogar Azahara, ahora los funcionarios estáis en el ojo del huracán y no sólo por la gente que envidia esos puestos sino porque en época de recortes los políticos van a lo fácil y abusan de quien trabaja para el estado

La gente quiere un trabajo estable y hasta hace nada ser funcionario lo era, lo malo es que como dices es duro y requiere sacrificio y claro algunos lo intentaron y se quedaron por el camino, muchos de esos ahora aprovechan el anonimato de Internet para criticar lo que no consiguieron

AZAHARA dijo...

Boris, los anónimos de internet me la repampinflan, lo que me duele es que se ceben contigo personas a las que les tienes aprecio, jolin, es que parece que se alegren!

Pero bueno, ahora ya estarán contentos, a partir de septiembre trabajaré más horas por mucho menos. Eso si cobro... porque en otras universidades cercanas a la mía, este mes sólo les han podido pagar el 70%. Yo lo llevo con el mayor optimismo posible, os lo aseguro, porque pienso que todos nos hemos de apretar el cinturón en esta situación y que tengo la inmensa suerte de tener trabajo, pero que encima se te rían en la cara sí que me toca la moral.

Jordi dijo...

En el fondo Mariano os quiere muuuuuuucho y os va a pagar menos para que los bancos no os roben el dinerito jejejejeje

AZAHARA dijo...

Pues hay amores que matan, hay cariños que duelen... Casi que prefiero que no me quiera tanto, jeje