jueves, 31 de mayo de 2012

¿Quién dijo miedo?

Es fascinante ver como algunas personas se superan y logran retos que pueden parecer inalcanzables. La verdad es que uno mismo se marca sus propios retos y sabe dónde están sus límites, y uno mismo y su voluntad decide si los alcanza o no. Sinceramente pienso que por regla general nos ponemos nuestros límites muy por debajo de lo que deberíamos, no creéis? Hay una frase que me gusta mucho y es que llega más lejos quien apunta a la Luna, que el que lo hace a la copa de un árbol.

Todo esto viene porque he visto un vídeo de la ascensión a una montaña que me ha gustado mucho. El Eiger es una montaña de 3970 metros de los Alpes de Suiza. Es una montaña mítica del alpinismo por la dificultad de su cara norte, en la que han muerto muchos montañeros (66 desde 1935), de ahí su nombre, "Ogro"; incluso durante un tiempo llegaron a prohibir su escalada y amenazaron con multar a cualquiera que lo intentase.

Y después de leer esto, te ves al señor Ueli Steck, uno de los mejores alpinistas de estilo alpino puro, batiendo su propio récord con la ascensión (ascenso y descenso) de la montañita en 2 horas, 47 minutos y 33 segundos, cuando la mayoría de los escaladores necesitan dos días para vencer la traicionera cara norte del Eiger. Y lo más acojonante, sin cuerdas. :S

Aquí va el vídeo:



Ésta no es su única peripecia, también hizo el Shisha Pangma, que es un ochomil, en 20 horas cuando lo normal es en tres días. Admirable…

Cada uno de nosotros tenemos nuestras propias "montañas", pero si se nos pega algo de exigencia personal, fuerza mental y compromiso de Ueli Steck, quizás logremos subirlas. ;)

14 comentarios:

$. M. K. dijo...

Es Spiderman!! Vi hace poco a uno que bajaba en bici desde una montaña a toda pastilla.

Un saludo.

Kassiopea. dijo...

Yo mejor me espero a que inventen el alpinismo en coche.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Azahara

Lo de la escalada lo dejo para las siguientes vidas ;).

Nunca había escuchado la frase que comentas, me ha gustado mucho. Tiene mucho sentido.

Lo de este señor es admirable. Puro tesón, confianza en si mismo. Espero que siga batiendo más records.

Besotes.

AZAHARA dijo...

$.M.K., la verdad es que sólo le falta el traje y la telaraña. :) No me hables de bici, no me hables de bici...

Kassio, es lo que digo yo, habiendo funicular y teleférico, pa que me voy yo a fatigar? jeje

María Eugenia, pues esa frase la escuché ya hace muuucho y me quedé con ella porque me impactó, es tan cierta, verdad?
El señor anda ya por el Himalaya. Yo es que soy una negada para el montañismo, me agoto enseguida subiendo y mira que hago deporte, eh? Tendría que estar en mejor forma, pero las subidas me matan, me ahogo. :(

Jordi dijo...

A mi ahí arriba no se me ha perdido nada. Ya son ganas de ir a hacer la cabra.

Cantares dijo...

Admiro la gente que se reta a si misma y allá va para alcanzar sus metas
Me encanta
¿sabés como se llama la música que suena en el video? me gustaría buscarla
Besos

AZAHARA dijo...

Jordi, y si te digo que hay un criringuito? :)

Cantares, a mí también me ha gustado y la he buscado, la canción se llama "Welcome home" y es de Radical Face. Es chula, eh?

Besos!

LADY V dijo...

Son ejemplos de como la voluntad y la confianza en uno mismo pueden dar resultados sorprendentes, eso sí si he de lograr algo no será por escalar que yo soy muy torpe y enseguida me caería o me haría algo. Una pena porque ver el paisaje desde las alturas debe ser impresionante.

Cantares dijo...

Gracias dulce!!!
Si que es chula, me encantó
Besos

Tarambana dijo...

Estoy de acuerdo en que hay que ser valientes, apuntar alto y tener voluntad para superar los obstáculos.

Pero lo de este hombre me parece demasiado temerario... Aunque es verdad que ese ascenso mola mucho.

Boris dijo...

Deberíamos tomar ejemplo de este hombre aunque creo que el llega demasiado lejos, es muy peligroso lo que hace

AZAHARA dijo...

Lady V, el paisaje es una pasada y las satisfacción de ver que has llegado a la cima, imagínate...

Cantares, ;)

Tarambana, como he dicho, cada uno ha de saber sus posibilidades, yo ahí me voy por el barranquillo fijo! Y lo de colgarme de las rocas tampoco, que una vez me tiré en tirolina y no duré ni dos segundos agarrada, menos mal que debajo tenía una piscina, jeje! No tengo nada de fuerza en las manos, no puedo aguantar mi propio peso.

Boris, pues sí, por lo menos en lo que se hace, hay que darlo todo.

Lakacerola dijo...

Pues eso del alpinismo sin cuerda no lo recomendaría, creo que es mejor con cuerda, arnés, picoleta, cinturón, liana, seguro de vida, testamento y una botella de whisky para no pensarlo mucho.

AZAHARA dijo...

Pues yo ni con whisky... :)